¡Ay, que me caigo, que me caigo!

señor

 

“¡Qué bien llegar a casa!”, pensamos todos al abrir la puerta tras pasar todo el día fuera. El hogar nos hace sentirnos protegidos y  seguros. Nuestro refugio. Sin embargo, para los mayores ‘su casa’, en cuyo interior pasan la mayor parte de los días, puede convertirse en el escenario más propicio para sufrir accidentes y caídas.

 

El 30% de los mayores de 65 años y el 50% de los mayores de 80 años, se caen al menos una vez al año; y los que se caen, tienen más probabilidades de sufrir una nueva caída al siguiente año. La gravedad de estas caídas radica en las complicaciones que conllevan, provocando en ocasiones una intervención quirúrgica.

 

Más vale prevenir, que lamentar

Existen varios factores que incrementan el riesgo de sufrir caídas: la edad, el estado físico y la vivienda. El cumplir años provoca alteraciones en las capacidades y habilidades del individuo. Y estos cambios demandan nuevas necesidades en todos los ámbitos: nutricionales, ambientales y domésticos.

¿Quién no ha pensado en comprar un bastón a nuestro abuelo al ver que caminaba con dificultad? Estamos acostumbrados a ofrecer soluciones a la población de más edad para ayudarles en el exterior, en la calle. Sin embargo, más de la mitad de los percances se producen en sus propios hogares.

señal

Consejos para vivir más seguros en casa

Dra. Montse Queralt, especialista en Medicina de Familia y Geriatría, en el Canal Mapfre Salud, enumera una serie de adaptaciones imprescindibles.

  • Levantarse con cuidado y, poco a poco.
  • La altura de la cama ha de resultar cómoda.
  • Evitar las alfombras.
  • Llevar un calzado que sujete bien el pie, con suelas no resbaladizas .
  • El suelo debe mantenerse seco y sin irregularidades (por ejemplo, baldosas rotas o móviles).
  • Colocar barandillas a ambos lados de las escaleras.
  • Tener un teléfono que puedan alcanzar con facilidad

 

Envejecer exige un cambio en el comportamiento del día a día, adaptar la alimentación, el ejercicio físico y el propio hogar a esta nueva etapa garantizará sin lugar a dudas una mejor calidad de vida.